viernes, 8 de noviembre de 2013

Tarta de Oreo y Chocolate (más fácil imposible)

tarta de oreo y chocolate

Yo soy de la opinión de que no hay que complicarse mucho la vida. Me gustan las cosas sencillas. Disfruto haciendo cosas tan simples como jugar mi peque, pasear, tomar algo con amigos, ver una buena peli... Por eso creo las mejores recetas son las que no te quitan mucho tiempo, porque lo realmente importante es poder disfrutar del resultado de esa receta con tus amigos, tu familia, o tú solo, jajaja, que un homenaje de vez en cuando no viene mal ;)



tarta de oreo y chocolate



Es el caso de esta tarta. Se hace en 20 minutos (más dos horas de reposo en la nevera, dos horas que se hacen eternas, la verdad, jejeje). Pero es tan fácil de hacer que vale la pena. La preparas en un momentito y la dejas en la nevera un par de horas o hasta el día siguiente. Además es imposible que os salga mal. Aunque no tengáis ni idea de cocinar y no hayáis hecho nunca ninguna tarta, ésta os sale bien seguro. Además no necesita horno y apenas se ensucian cacharros. Todo son ventajas.


tarta oreo chocolate

Y ¿qué me decís de la presentación? Es súper bonita. Además podéis ponerle lo que queráis por encima: bolitas de chocolate, lacasitos, chips de chocolate, minioreos, conguitos, oreos en trocitos... en fin, lo que se os ocurra. Pero lo mejor de todo es que está increíblemente buena. Si tenéis peques y la hacéis triunfáis seguro. Y si no tenéis también. ¿Preparados para disfrutar?

Fuente: La Receta de la Felicidad





Tarta de Oreo y chocolate

INGREDIENTES:

Para la base:
  • 300 g de galletas oreo
  • 100 g mantequilla fundida
Para la crema:
  • 200 ml de nata para montar (35% MG)
  • 200 g de chocolate negro, troceado
  • 50 g de mantequilla

Para decorar:
  • Unas cuantas mini oreos
  • 1 puñado de bolitas de chocolate
PREPARACIÓN
  1. Comenzamos preparando la base. Para ello, trituramos las galletas en un robot de cocina. Para hacerlo manualmente, metemos las galletas en una bolsa, y las golpeamos con un rodillo hasta convertirlas en polvo de galleta
  2. Mezclamos las galletas con la mantequilla fundida, y vamos presionando la mezcla en la base y los laterales de un molde. Metemos en el congelador mientras que preparamos la crema de relleno
  3. Ponemos la nata en un cazo y llevamos a ebullición. Cuando hierva, retiramos del fuego y agregamos el chocolate troceado y la mantequilla. Esperamos unos minutos, y removemos hasta obtener una crema brillante y homogénea.
  4. Vertemos sobre la base que habíamos reservado en el congelador, y decoramos con mini oreos y bolitasa de chocolate (o lo que queráis). Llevamos al frigorífico un par de horas antes de consumir. Y a disfrutar!!!